*Por la Dra. Graciela B. De Oto. Oradora motivacional, coach de negocios, escritora, con una maestría y un doctorado en gestión empresarial. Centrada en capacitar a las personas para desarrollar sus carreras, mejorar sus habilidades para el liderazgo, su marca personal con perspectiva de género.

El Día Internacional de la Mujer es muchas cosas – un motivo de celebración, una razón para hacer una pausa y volver a evaluar, un recuerdo, una inspiración, un tiempo para honrar a mujeres queridas y admiradas. Pero ¿cuál es la razón por la que después de tanto reconocimiento de la contribución femenina a la vida, a la sociedad, a la familia y al trabajo, el 9 de Marzo seguimos sintiendo que nada ha cambiado? El motivo es que vamos caminando por el mundo ocultando las alas, viendo el cielo como algo muy lejano, viviendo una vida a medias porque no nos creemos capaces de hacer mucho más.

 

Existe una fábula que dice que un granjero encontró un nido caído de un águila con un huevo a punto de eclosionar, con mucho cuidado lo recogió y lo colocó entre los huevos de sus gallinas.  Pronto los polluelos salieron del cascarón junto con el águila bebé quien creía ser un pollo y se comportaba como tal siguiendo a su madre gallina. La madre gallina por su parte, sabía que uno de sus polluelos era diferente, pero tenía miedo de reconocerlo.  Un día en el campo el águila bebé levantó la vista y vio una poderosa águila volando imponente en el cielo abriendo sus magistrales alas y pensó “me gustaría poder elevarme en el cielo tan alto como ella”, sin darse cuenta de su propia fuerza, potencia y capacidades.

 

Muchas de nosotras las mujeres creemos que somos gallinas, cuando en realidad somos águilas, sólo que desde nuestro entorno no se nos impulsa a volar y nos autoconvencemos que ser gallinas es lo máximo a lo que podemos aspirar.  Eso no es cierto!

Es hora que aprendamos a volar como las águilas. Ellas vuelan de una manera que les es propia. Usan su fuerza solamente para iniciar el vuelo. Baten sus alas y se esfuerzan hasta ganar cierta altura. Una vez alcanzada, aprovechan la fuerza de los vientos y se dejan llevar por ellos. Poseen un instinto muy fino para captar corrientes de aire, y saben aprovecharlas. Si sólo hay brisa leve, planean suavemente. Si irrumpen vientos fuertes, usan la fuerza de esos vientos para volar bien alto y desplazarse a gran velocidad, inclinando a la izquierda y a la derecha sus enormes alas, que pueden llegar a tener más de dos metros de envergadura.

 

Bien diferentes son las gallinas. Cuando están nerviosas o se echan a correr, agitan mucho las alas, con gran alboroto, pero apenas vuelan unos metros.

 

El vuelo del águila es el vuelo de quien elige el camino de la libertad, de la persecución de los propios sueños, más allá de los límites.

 

Por eso te invito en este día de la mujer a encontrar tu pasión y a reconocer tus capacidades de vuelo. A construir confianza, a tener un propósito que se convierta en algo más poderoso que vos misma. A ponerte objetivos y sobre todo a que analices porque hacés lo que hacés.

Te invito a volar con las alas desplegadas para que desde lo alto, con claridad puedas descubrir lo maravilloso que es tener un rumbo que te impulse a enfrentar los desafíos, te mantenga conectada y motivada para sortear todos los obstáculos que se te presenten.

Te permitirá tener una visión muy clara de lo que querés lograr y lo que querés contribuir a otras personas. Regresarás a tu camino fortalecida con una actitud positiva que te conduzca a centrarte en lo que realmente importa, ya no para aletear sin rumbo, sino para alcanzar la meta deseada.

Creo firmemente que el día de la mujer es el momento ideal para volar sobre el horizonte agitando las alas para divisar el camino de tu éxito personal, utilizando los vientos de la pasión que te permitan recorrer una distancia infinita a una velocidad inimaginable para vivir la vida en profundidad y disfrutar la magia de hacer aquello que te gusta.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *